Doblez

Cuando aspirando una escéptica sonrisa de humo apagué el cigarrillo, sonreí frío, y le comenté que no quería volver a tener noticias de ella, una cortina de agua se derramó por mi diafragma anegando vísceras y entendimiento.
Ella, que puede ser todo menos imbécil, comprendió mi mentira al percatarse de los charquitos humeantes que iba dejando camino del baño donde me refugié a llorar.

de Rafa Cofiño, La ñoaranza de Artemio Rulán, ed. Puntos Suspensivos, 2oo7.

2 comentarios:

Anónimo | 26 de octubre de 2007, 9:18

Hermoso libro, poesia sin doctrinas ni maniqueismos. Muy buena la cita.

Alba | 26 de octubre de 2007, 11:46

:) Anda que no mola tu conciudadano Rulán. Besos!