La vida en llamas

Hace algunos años, poco antes de que nos separásemos, una noche del verano más caluroso que yo pueda recordar, mi mujer y yo estábamos sentados en el porche de nuestra casa cuando un hombre envuelto en llamas penetró en el jardín, pasó ante nuestros ojos asombrados moviendo los brazos como si estuviera dirigiendo una orquesta invisible y se arrojó a la pequeña piscina que, en ratos perdidos, yo había ido construyendo para mis hijos con las mismas manos con que ahora escribo estas páginas.

de Ricardo Menéndez Salmón, "La vida en llamas", Gritar. Lengua de Trapo, 2oo7.

Así comienza el primer -y redondo- cuento del libro Gritar de Ricardo Menéndez Salmón. Cada historia que leo de este autor -y amigo- es mejor, más ágil y más profunda la incisión que deja en ese sitio en el que las cosas nos importan y nos tocan.

2 comentarios:

Golfo | 17 de diciembre de 2007, 5:48

Forma parte del conjunto de autoregalos para los próximos meses...

txe | 17 de diciembre de 2007, 8:49

tiene buena pinta...

es de gijon, no?