Babel



La mejor película que he visto este año -cierto que no va mucho de año.
Hay tantas cosas que comentar, que desmenuzar, y sin embargo, como ocurre con las historias realmente buenas, qué difícil se hace decir algo sobre esta película.
Así que invito a una ronda a todo el que la quiera comentar, porque por aquí -y mira que he hecho varios intentos- no me sale.

3 comentarios:

Alba | 6 de febrero de 2007, 1:15

De Babel, que me encantó, me resulta más fácil sacar cosas malas. No por nada, se trata de que no entiendo cómo el director se dio por satisfecho con un nexo tan fino para unir Japón y Marruecos. Y eso que la de Japón es mi historia de incomunicación favorita. Tampoco me llamó mucho el momento recuperación del amor de Pitt y señora y, como dice mi amiga Laura, García Bernal así caracterizado es el típico adulto al que odiarías...

Dejando eso de lado, la película me parece un reflejo genial de lo que sucede por no escuchar, por la confusión de lenguas, códigos y registros que día a día nos hace la vida un poco más complicada. Increíble música, increíble fotografía, estupendos los actores, sin duda, especilamente los japoneses.

Sí que es verdad que cuesta desmenuzar lo bueno o lo que hay tras está película... (será que es temprano y que son exámenes;)

Jenny jirones | 6 de febrero de 2007, 5:30

Es verdad que hay cosas unidas con un hilo muy endeble, y también -extraigo de una convesación de esta mañana- otras que son un tanto gratuitas.
Aun con todo, y viendo el trabajo anterior de este director, me parece muy atrevido hacer algo que, incluso cuando no se quiere, ya pueden tachar de superproducción.
Creo que ha contado la historia que quería contar, aunque eso le costara salirse del cómodo y agradecido mundo de lo sencillo.
No es pretenciosa, porque cumple. Y no es facilona, porque no engaña.
Pero tiene sus cosas, desde luego.

Kid | 6 de febrero de 2007, 9:28

Me alegra ver que a alguien más le resultó extraño un cazador japonés en Marruecos, jeje ;).
A pesar de que me parece una buena película (porque hay veces que las cosas son mejores o peores según su relación social, lo dijo Gauss, no yo), yo sí creo que es pretenciosa. Como dijo el otro vecino del quinto, lo es desde el título. Evidentemente es la historia que quería contar, pero eso no la salva de cierta ampulosidad disfrada de sencillez, de querer maquillar la superproducción con pinturas independientes y "de autor". Pero como sé que si sigo así no me gano la cerveza lo dejo de momento...y seguimos otro día. Besos sin cobertura