La verdadera función de los jueves (III)



Cartas a Teo

Confieso que he bebido
mucho y comido poco,
que miento con descaro
y envidio a mis amigos,
que en ocasiones
me cuelo en los trenes
y que deseo a la mujer
del señor del estanco
donde cada tarde
procuro robar el tabaco,
que todas las mañanas
escucho el despertador
y ni caso, no es verdad
que este cansado, odio
mi trabajo con una gran
sonrisa... De asco.

Confieso que he bebido
mucho, que asesino
ideas, que como carne
los viernes, pero poco,
que santifico las fiestas
a borrachera y lloro,
que tomo su nombre
para dormir las siestas,
que los actos impuros
los limpio con alcohol.

Confieso que he bebido
y huyo a cada instante
aunque todas las noches

cuando escucho tu sueño
me absuelvo hasta mañana.


de Guillermo del Pozo


Y poemas de David González, Ana Vanessa Gutiérrez, Aurelio G. Ovies, Pablo Texón, Carlos Iglesias, Héctor G. Navarro, Leopoldo Sánchez Torre, Jose Luis Piquero...

1 comentarios:

Esceptico | 9 de mayo de 2007, 0:54

Definitivamente, es una pena estar tan lejos.