...Y llovió

Cuando ya creíamos que nada más podía pasar -estar advertidos de la melopea que paseaba por el centro de Pravia el cantante del último grupo que teníamos que grabar (5.30 de la morning hora de inicio, juas)- entonces, el cielo asturiano dijo "ya está bien" y ahí se puso a echar el resto. No lo suficiente para suspender los conciertos. Sí lo bastante para molestar al operador que estaba subido a un altillo con el plano general.
Y es que esto del rock es guapísimo.
Si no, que se lo digan a Yosi (Los Suaves) que quiso amagar con lanzarse donde el público y los de seguridad -muy acertados ellos- se lo impidieron. El bajón de autoestima, y la soberana hostia que se podía dar, cuando nadie lo cogiera iba a ser hermosa.

2 comentarios:

Krasnaya | 1 de julio de 2007, 9:04

Que se lo digan eso al probe Xune... que lu dexaron caer como una morciella...
Ay... qué animalá de xente que hay pel mundu...
Besos.
PD. Tengo sueño pero quiero más fiesta............

David González | 1 de julio de 2007, 11:05

a Yosi, amiga sof, le sobraban brazos pra haberlo cogido y que no se pegara la soberana hostia, y te lo cuento porque vi su concierto desde muy cerca y escuchaba los comentarios de la peña que estab alrededor...