Brise marine

La chair est triste, hélas! et j´ai lu tous les livres.
Fuir! lá-bas fuir! Je sens que des oiseaux sont ivres
D´être parmi l´écume inconnue et les cieux!
Rien, ni les vieux jardins reflétés par les yeux
Ne retiendra ce coeur qui dans la mer se tempre
O nuits! ni la clarté déserte de ma lampe
Sur le vide papier que la blancheur défend
et ni la jeune femme allaitant son enfant.
Je partirai! Steamer balançant ta mâture,
lève l´ancre pour une exotique nature!

Un Ennui, désolé par les cruels espoirs,
Croit encore à l´adieu suprême des mouchoirs!
Et, peut-être, les mâts, invitant les orages
Sont-ils de ceux qu´un vent penche sur les neufrages
Perdus, sans mâts, sans mâts, ni fertiles îlots...
Mais, ô mon coeur, entends le chant des matelots!



BRISA MARINA

¡Qué le vamos a hacer!, la carne es triste
y he leído todos los libros.
¡Huir! ¡allá, huir! ¡Noto ebrio los pájaros
De estar entre los cielos y la espuma
Desconocida! Nada,
Ni los viejos jardines que los ojos reflejan
Retendrá a este corazón que en el mar se hunde
¡Oh noches! ni la claridad desierta de mi lámpara
Sobre el papel vacío que la blancura guarda
Y ni la joven que amamanta a su hijo.
¡Me iré! ¡Vapor que balanceas tu arboladura,
leva el ancla hacia una naturaleza exótica!

¡Un Hastío, afligido por crueles esperanzas
Aún cree en el supremo adiós de los pañuelos!
Y puede que los mástiles, que a la tormenta invitan
Sean de los que un viento inclina a los naufragios
sin mástiles, perdidos, sin mástiles, ni fértiles islotes...
Pero, oh corazón mío,
¡Oye los cantos de los marineros!


de Stéphane Mallarmé, Poesías seguidas de Una tirada de dados, traducción de Francisco Castaño, Ed. Hiperión.

NOTA: Lo cierto es que este es de los pocos poemas que me gustan de Mallarmé, un autor más bien cenagoso, victimista -já, más si cabe en un poeta- y aburridillo. Pero, de vez en cuando (La chair est triste) tiene momentos de absoluta brillantez. Eso sí, si alguien quiere adentrarse en condiciones a su obra, el trabajo de Castaño me parece el mejor hasta el momento de las traducciones que he podido leer.

1 comentarios:

Mallarmófilo | 8 de febrero de 2008, 14:55

Perdona la osadía, pero en tus comentarios siempre me ha parecido que eres bastante "bienqueda" con todo el mundo, por eso me choca que de repente le atices a Mallarmé, ...¿tiene que ver el que ya esté muerto? ¿Es el poeta favorito de Bush o Aznar?
¿mató a Manolete?