Un fan en Sevilla

Después de las actuaciones en el Teatro Laboral (Gijón) y en el Lope de Vega (Sevilla), después de formar parte de un proyecto tan guapo como el IV Festival de Spoken Word "Palabra y Música", después de compartir con Veenfabriek charlas, sintonía -y algún pedante diría que "sinergias"- le llega el turno a la crítica.
Por lo pronto tenemos un fan en el Diario de Sevilla.

La verdad es que no.

Bueno, en el ABC de Sevilla hablan de "crudas palabras". No sé cómo se come eso, supongo que como las almedras: sin sal.

1 comentarios:

brujaroja | 7 de abril de 2008, 3:53

Uy, la crítica. Por salud mental se recomienda que ni para bien ni para mal, han de leerse las críticas. Ya sé que es una tentación hacerlo, pero NUNCA debería hacerse. Y ni constructivas, ni leches. Si te ponen bien, te endiosas como una pantojita cualquiera, y si te ponen mal, te puedes poner de una mala leche terrible, hundirte en la miseria... Y, después de todo, los que somos perro viejo (como el fan) en esto, ya sabemos que no siempre obedecen (ni para bien , ni para mal) a criterios objetivos, y dependen de lo mal o bien que le haya ido al equipo del crítico, de lo bien o lo mal que se le haya dado la noche del sábado, de cómo le haya sentado la comida del mediodía, de la inquina (o la adoración) que sienta por la entidad convocante, de que asistir a determinado acto le haya fastidiado sus planes con alguien, o de que esa mañana se haya descubierto con cinco canas más en el espejo y con una barriga más que lamentable.
Así que NUNCA. Nada de leer críticas, que es mu malo pa la salud.