Monja en el omnibús

Entre hombres y paquetes, diarios envejecidos,
caras secas, sudores, mejillas con rencor,
envuelta en el silencio de su capucha pálida
la novia de dios viaja con Cristo
sobre los pechos que a nadie dieron de comer.


de Juan Gelman, Velorio del solo, 1961.

2 comentarios:

ALMAYCIUDAD | 12 de septiembre de 2008, 8:55

Hector me ha estado enseñando algunas cosas tuyas.

Enhorabuena por tu trabajo.

Un saludo.

Marcelo | 12 de septiembre de 2008, 19:21

Que egoísmo el de Cristo verdad?