Orfidal I

Mi madre me persiguió escaleras abajo
(lágrimas retenidas en las palmas de la mano)
cuando escuchó aquello de "voy a
suicidarme".

Llegar alto, Vida, muy alto,
y arrojarme después al vacío
con los ojos muy abiertos
y la sonrisa muy cerrada.

Era tan niña.


de Ana Muñoz, Sólo para la noche, Lola Editorial, 2oo8.

4 comentarios:

soperos | 5 de febrero de 2009, 10:06

tremendo versos...

una ilusión leer el primer libro de ana y compartir su amistad.

ilusión doble, porque en uno de los poemas me cita, y todavía ando deliciosamente avergonzado, ¡que es mi primera vez!

como siempre, un gusto pasarse por tu blog.

un abrazo,

mariano

Jenny jirones | 5 de febrero de 2009, 10:11

Es lo que tiene, Mariano, ojear la Biblia con disimulo...

El futuro sin magia | 5 de febrero de 2009, 12:12

Magnífica Anita, como siempre.

Un beso

elbronson | 6 de febrero de 2009, 6:17

Enhorabuena por esas dos nominaciones en los AMAS :)

¿Os pasais por el aniversario de la lata el sábado? :)