Diariu d´una poeta recién cansada (5)

Y el monu calco´l botón

El personaxe tien pinta zafalastrán, por dalgo ye un creador. Como si´l bar se volviera una suerte -mala suerte- de Facebook, atópanos y atafárranos cola mesma seguridá que ensin dulda-y da l´alcohol. Afortunaos nós, allumaos pol arte nuna nueche cualquiera, receptores gociosos de les idees d´otros. La pátina del talentu de los demás.
Entrugo pa mí´l porqué de compartir la so fórmula pa conquistar el pérfidu mundu del´arte pero enantes de que pueda dicir nada´l creador -ensin xénesis per delantre- esplica que necesita técnicos pa facer el trabayu. Mano d´obra, pienso calando un gorru que nun llevo, deseando tener tamién un picu afayadizu pa estampá-ylu a esti xeniu espontáneu.
Sicasí, el paisanu lleva razón. Fai falta dalguien que sepa comunicase cola materia tecnolóxico, esi aburrimientu pa cuatro nerds qu´alcuentren poesía nel códigu binariu ente partida y partida de rol. Los xenios nun saben de técnica. Los xenios nun gasten el tiempu nel conocimientu mediocre –“cualquiera pue da-y a los botoninos”-. Ello ye que los xenios nun gasten tiempu en lleer como si tuvieren mentes simples. Los xenios escriben, los xenios falen, los xenios saben por ciencia infuso.
Y profesamos esti credu, almiramos al artista tocaú pola variquina del demiurgu ociosu. Furor divinus, y quién quier más. Adoremos los cuerpos –les sos voces de serena- y olvidemos que´l arte vien del conocimientu, y dexemos que nos sigan sirviendo cultura industrial, rica en grases y mentires.


Columna publicada en el número 664 de Les Noticies.

1 comentarios:

Sonia | 19 de diciembre de 2009, 3:23

Cierto, y lo peor es que la mayoría tiene esa visión grasosa y embustera del arte y de los artistas.
Me quedo con tu frase "olvidemos que´l arte vien del conocimientu".
Para que no se me olvide.
¡Abrazo, Sofía!