Ars política*

Dijeron empresarios, pero les sonó mal. Se lavaron las bocas y los dientes, pero al decir mercado, la cosa no mejoró. Encontraron entonces una palabra amplia, cómoda, que no molestaba y que podía ser cualquier cosa.
Dijeron creadores, y pensaron que aquello era bueno.


*pensando en el poema del mismo título de David González

2 comentarios:

Ignacio J. Rivas | 25 de enero de 2011, 2:46

El farragoso mundo de los eufemismos....

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla | 25 de enero de 2011, 11:35

Pero pero pero pero: "creadores" ¿de qué? -cielos, que horror- "creadores": de todo lo visible y lo invisible.

Cómo falsean y pervierten la lengua, la nuestra, la de todos.

Muy buena tu creación, que eso sí lo es, y en conversación con la de David González. Besos